domingo, 12 de diciembre de 2010

Ley de Acción-Reacción


Con toda acción ocurre siempre una reacción igual y contraria: o sea, las acciones mutuas de dos cuerpos siempre son iguales y dirigidas en direcciones opuestas.
Esto se puede  comprobar a diario en numerosas ocasiones. 
 
Por ejemplo, cuando queremos dar un salto hacia arriba, empujamos el suelo para impulsarnos. La reacción del suelo es la que nos hace saltar hacia arriba.
Cuando se dispara una bala, el arma se mueve en sentido contrario a la dirección a la que fue dirigida la bala  


Hay que destacar que, aunque los pares de acción y reacción tenga el mismo valor y sentidos contrarios, no se anulan entre si, puesto que actúan sobre cuerpos distintos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada